EN TALITHA CONTINUAMOS CON FUERZA

Imagen

Hoy tendríamos que terminar en Talitha la formación que cada año realizan sus voluntarios, pero el último taller ha sido pospuesto. Gracias a Mar cortina, a Vicente Cuevas, a Ana Belén Bautista, por el esfuerzo realizado y sobre todo por la enseñanza dejada que nos nutre, y a Gloria Garcia esperamos tenerte lo antes posible.

Una vez mas, en este año especialmente complicado, la situación sanitaria ha hecho que los planes que teníamos previstos cambien. Cuando hacíamos planes para celebrar los 15 años de existencia de la Asociación, -de ese acompañamiento del duelo de quienes han perdido a alguien importante y quieren hacer el camino junto a iguales-, no pensábamos que este año no podríamos celebrar las Jornadas que cada mes de marzo nos caracterizan, y traen a Albacete a grandes profesionales en la materia, ni tampoco nuestro festival que se realiza por estas fechas y que queríamos especial, ni otros actos que han quedado guardados en la carpeta de proyectos para momentos más adecuados.


A cambio hemos incluido los grupos online, que se estrenaron en lugar del descanso vacacional y que llegan para quedarse, hemos abierto nuevos espacios para el encuentro y nuevos grupos que empiezan a trabajar y buscan dar respuesta a la necesidad de quienes hoy llaman a Talitha, en ello andamos.


UN RECONOCIMIENTO Y AGRADECIMIENTO ESPECIAL A NUESTROS VOLUNTARIOS, y a los profesionales y amigos que se unen cada año a esta formación, gracias a todos ellos por su implicación en el duelo. 

V CURSO DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN EN DUELO PARA VOLUNTARIOS

 

 

TODAS LAS PLAZAS DISPONIBLES PARA ESTE CURSO HAN SIDO CUBIERTAS, POR LO TANTO NO ES POSIBLE SOLICITAR INSCRIPCIONES

Gracias a todos por vuestro interés y colaboración.

V CURSO DE FORMACIÓN EN DUELO PARA VOLUNTARIOS.

 

 

Como todos los años, Talitha convoca el V Curso de Formación en Duelo para Voluntarios y abierto a la participación de profesionales de las áreas de medicina, enfermería, psiquiatría, psicología, trabajo social, educadores sociales, profesores y maestros.

El Curso está integrado por cuatro talleres, impartidos por Mar Cortina, Vicente Cuevas, Ana Belén Bautista y Gloria García.

Estos talleres se realizarán prioritariamente de forma presencial, pero si las condiciones socio sanitarias del momento no lo hicieran aconsejable, se realizarían mediante videoconferencia online.

Si se realiza de forma presencial, se comunicará mediante e-mail las personas inscritas el lugar de celebración. aunque también se publicará en esta página.

Las fechas son:

Día 26 septiembre,  Mar Cortina.

Días, 02, 03 y 04 de octubre, Vicente Cuevas.

Días 16 y 17 de octubre  Ana Belén Bautista Girona.

Días 23, 24 y 25 de octubre. Gloria García y García.

Para los miembros del Grupo de Acogida, es obligatorio realizar el Curso completo.

Las inscripciones se realizarán en el formulario establecido y se tramitarán por correo electrónico exclusivamente.

Plazo para inscripción: Del 01 al 23 de septiembre, ambos inclusive.

Bajo estas líneas encontraréis los enlaces a las Bases de la convocatoria y al formulario de inscripción, así como a la información de cada uno de los talleres.

BASES CONVOCATORIA V CURSO FORMACIÓN

TALLER MAR CORTINA

TALLER VICENTE CUEVAS MARTÍNEZ

TALLER ANA B. BAUTISTA GIRONA 2020

TALLER GLORIA GARCIA GARCIA

EL OLVIDO.

EL OLVIDO

He pasado toda la noche sin dormir, viendo,

sin espacio tu figura.

Y viéndola siempre de maneras diferentes

de como ella me parece.

Hago pensamientos con el recuerdo de lo que

es ella cuando me habla,

y en cada pensamiento cambia ella de acuerdo

con su semejanza.

Amar es pensar.

Y yo casi me olvido de sentir sólo pensando en ella.

No sé bien lo que quiero, incluso de ella, y no

pienso más que en ella.

Tengo una gran distracción animada.

Cuando deseo encontrarla

casi prefiero no encontrarla,

Para no tener que dejarla luego.

No sé bien lo que quiero, ni quiero saber lo que

quiero. Quiero tan solo

Pensar en ella.

Nada le pido a nadie, ni a ella, sino pensar.

Fernando Pessoa

 

Sentía que me estaba desmoronando. El sufrimiento era descomunal y supe que sola no podría. Cuando llegué a Talitha buscando ayuda una de las primeras cosas que pensé fue: «no puedo soportar este dolor, quiero dejar de sentirme así, pero tengo miedo de que eso signifique olvidar a Pepe». No recuerdo si llegué a expresarlo en voz alta a mi llegada, pero sí que ese tema lo tratamos más adelante.

Cómo explicaros lo que yo sentía por mi compañero. La admiración perpetua y la consideración infinita, las ternezas y los abrazos, rimas, chucherías, mensajes, masajes, atención indivisa, junto con el despliegue de un deseo y una ternura que tendían hacia el infinito. Con este amor extraordinario se corrigieron todos los desequilibrios. Y él me miraba y me decía que no podía creer lo afortunados que éramos.

Plenamente consciente de lo que he perdido, me miro a la cara en busca de los contornos de la ternura, del recuerdo táctil, su voz con un tono diferente para cada ocasión, su conversación inteligente y divertida. Y además era bueno. Sin menospreciar mis cualidades, las suyas me empujaban a ser mejor, a estar más despierta, a valorar lo pequeño, las cosas nimias y cotidianas que dan sentido y guían nuestra vida.

Pues sí: lo perdí todo. Ya no soy exactamente la misma persona y debo inventarme una nueva vida, aprender muchas cosas de nuevo. Tengo unas cuantas incertidumbres, inseguridades y miedos. Cada día necesito sacar la caja de herramientas que todos llevamos de serie y decidir cuál me va a ser útil hoy. Así que, ya veis, no es fácil y no sé nada del mañana. Pero sí sé algo con total certeza: cuando me encuentro mejor y tengo un día sin agujas en el corazón no es porque me haya olvidado de Pepe, sino porque su amor está en mi interior, recordándome que sólo tenemos una vida y que es un delito desperdiciarla. Sólo se olvida lo que no se ama.

¡Ama y ensancha el alma

Concha Moral

LA MUERTE DE MI COMPAÑERO.

LA MUERTE DE MI COMPAÑERO

Cuando la muerte visitó mi casa, la devastación fue tan enorme que el mundo se volvió del revés, dejó de tener sentido y estuve al borde de la locura y de perder la vida. Me había visitado otras muchas veces, pero en esta ocasión se llevó el amor que yo más he querido nunca. Y el que más me quiso.

Perdida, sin rumbo, sin consuelo, muy pocas personas supieron tratar con mi desesperación. Y en su lugar yo tampoco habría sabido hacerlo. Y es que la mayoría de las herramientas que nos enseñan para lidiar con nuestro dolor y el ajeno se establecieron en nuestro sistema de creencias a una edad muy temprana. Y son incorrectas. Pocos serán los que tuvieron unos padres que se sentaran con ellos siendo niños para explicarles el dolor y cómo manejarlo de manera eficaz. La mayoría de nosotros vimos cómo nuestros mayores batallaban con los sentimientos de pérdida y lo que vimos se convirtió en la plantilla de cómo manejaríamos todas las pérdidas en el futuro. Mientras aprendíamos estas cosas, nunca nos dimos cuenta de que la mayoría de ellas tenían muy poco valor cuando se trata de abordar el dolor emocional, el propio y el ajeno, de una forma saludable.

Los estereotipos más comunes para manejar el duelo son: no te sientas mal, anímate, no llores, tienes que superarlo, el tiempo lo cura todo, sé fuerte, tienes que salir más, mantente ocupada…

Evidentemente estas “reglas de contención” que “debemos seguir” no surgieron para que tú te sientas mejor sino para que a los demás les sea más fácil tratar contigo. No dudo de las buenas intenciones de nuestra familia y amigos, quieren ayudar, pero la mayoría de ellos no comprenden cómo nos sentimos. Estos consejos que me daban coartaban mi necesidad de expresar mis sentimientos, y los reprimía hasta el punto de que me devoraban por dentro. Yo solo necesitaba ser acompañada, consolada y escuchada, que pudiera validar mi dolor en los ojos de otro. Pocos supieron hacerlo del modo adecuado (gracias infinitas) y la mayor parte del tiempo elegí la opción del autoaislamiento, pues, si no puedo llorar o desahogarme con alguien prefiero gritar y desgarrarme a solas. A veces me resulta más fácil evitar a los demás que lidiar con más consejos agotadores e irritantes. O también para evitar que me pregunten cómo estoy. Ellos quieren que sea fuerte porque les entristece —y en algún caso les incomoda— verme mal, y cuando me preguntan respondo: “estoy bien” o “voy mejor”, cuando en realidad lo que quiero contestar es: “¿de verdad quieres saberlo?”. Y sin olvidar que apenas nadie menciona a Pepe. No tengáis miedo a dañarme: necesito que hablemos de él tanto como respirar.

En nuestra sociedad se alaba el modelo de duelo sobrio, en el que todo el mundo comenta: “cuánta serenidad tiene, es fuerte, lo lleva muy bien…”, sin saber que mientras tanto estoy en casa con los puños apretados y con un cojín encajado en la boca para que nadie me oiga gritar.

Aunque no lo creamos, nuestro cuerpo tiene todas las capacidades necesarias para afrontar el dolor. Pero si reprimimos estas emociones o no realizamos ninguna acción positiva para enfrentarlas, a nuestro cuerpo no le queda más remedio que dar un reventón emocional y nos envía señales para informarnos de que hay un problema. Hay muchas formas en las que nuestro cuerpo nos avisa de que algo va mal. Yo padecí dolores de cabeza y musculares, insomnio, confusión, desarrollo de úlceras, sangrado, calambres, palpitaciones del corazón, tensión baja, pérdida de masa muscular, desmayos, vómitos, diarreas, falta de apetito, erupciones cutáneas, agitación, ansiedad, pánico, somnolencia, alucinaciones auditivas, falsos síntomas de infarto… Locura.

Disfrazar el dolor no sirve de nada. Hay que llorarlo, gritarlo, sacarlo del pecho. Es como el pus: debe supurar hasta que la herida quede limpia. Y si hemos cuidado bien esa herida nos quedará una cicatriz que seguro será sensible por siempre, pero la infección habrá desaparecido.

Ese sufrimiento inicial (la infección) es inevitable, hay que pasarlo, sangrarlo. Un puñadito de familia, amigos y Talitha estuvieron ahí dándome su tiempo y sus cuidados del modo en que yo necesitaba. Ese acompañamiento primero me ayudó a desahogarme, luego me proporcionó consuelo y finalmente empecé a salir de la locura. Poco a poco mi cuerpo dejó de sentirse enfermo y mi mente fue capaz de empezar a pensar y de activarse en otras direcciones. Entonces llegué a un estado de tristeza calmada, donde el amor agradecido y los recuerdos regresan puros, no contaminados por la desesperación infinita y el horror.

Aún me falta la alegría, pero voy recuperando el gusto por las cosas que me entusiasmaban y me levanto por las mañanas con más energía de la que he tenido en los últimos 18 meses, aunque de vez en cuando regresan los días terribles. Espero que la alegría regrese también porque la echo mucho de menos. Casi tanto como a Pepe. Estoy en ello.

¡Ama y ensancha el alma!

20 agosto 2020

Concha Moral

UN VERANO DIFERENTE

Es posible que estés de vacaciones, y es posible que aun así estés en casa, como otros años, o por tu propia decisión.

¿Volviendo a inventar, como estos meses anteriores?, la pandemia nos ha enseñado bien.

La mascarilla se ha hecho imprescindible, saludar cuando te encuentras a alguien significativo es una duda…nada…codo…uff, la distancia, el gel, muchas cosas nuevas y sin embargo las mismas ganas de un abrazo, las mismas emociones al encontrarnos y al despedirnos.

Este verano es diferente, pero quien está en duelo sigue sintiendo dolor, angustia, miedo, quizá enfado o muchas otras sensaciones y emociones que están presentes alrededor de la pérdida.

Entonces, nosotros somos los mismos, nuestros sentimientos y reacciones los mismos. ¿Donde está la diferencia?

Podemos pensar que la pandemia, incluso el virus, lo hace diferente, es fácil.

La vida nos trae sucesos y hechos que nos obligan cada día a tomar decisiones, a dirigir nuestros pasos y nuestra actitud hacia uno u otro lugar.

Aunque es muy cierto que esta pandemia nos ha traído muchas dificultades y dolor, sobre todo a las familias donde ha habido perdidas, también es cierto que todos tenemos la capacidad para tomar el camino óptimo y también para buscar ayuda si es necesario.

Podemos quedarnos en la tragedia y en el dolor que nos ha venido o podemos dirigir nuestra actitud para ayudar y ayudarnos.

Cuando hacían falta mascarillas muchas personas en su casa las cosieron con sus propias telas, cuando no podíamos salir de casa las videoconferencias sirvieron para reuniones de amigos o trabajo, somos capaces.

Desde Talitha la experiencia nos dice que somos capaces. Es posible que necesites buscar tu manera, que necesites ayuda para hacerlo, pero nunca dudes de tu capacidad.

Desde Talitha te invitamos a confiar en ti, a reinventarte, o sacar eso que siempre te sirve, aunque sea un verano diferente.

CIERRE CURSOS DE VERANO ON LINE.

 

Talitha cierra los primeros grupos de verano con el buen sabor de que el esfuerzo es recompensado. Siempre en la ayuda hay una satisfacción, en el duelo cuando recibes el agradecimiento de quien esta sufriendo, esta si cabe es mayor. Gracias a Gema López por su taller “Duelo adulto en tiempos de pandemia” y Verónica Soler por su taller “Educación emocional de los hijos. Pérdidas durante el confinamiento.” y, como siempre, por su colaboración.

CON CORAZÓN. Artistas a Beneficio de Talitha

 

 

 

 

 

Una vez cerrada la Exposición “Con Corazón. Artistas a beneficio de Talitha”, queremos gradecer, una vez más, a todos los que la han hecho posible, única e inolvidable.

A los 75 artistas que han aportado sus obras de forma desinteresada, por supuesto a las personas que se han llevado muchas de ellas a su casa, por el donativo que ha supuesto para Talitha, que va a hacer posible mucho más de lo que habíamos pensado y que el covid-19 nos ha hecho necesitar.

A la Excma. Diputación de Albacete por poner el espacio necesario, a la Comisaria de la Exposición por sus desvelos e implicación, al personal del Centro Cultural de La Asunción, a los niños que danzaron y los cantantes que hicieron inolvidable la inauguración, y por supuesto a los voluntarios de Talitha.

Como resumen, diremos que:

Se han expuesto obras de un total de 75 artistas.

Se han adquirido, mediante donativo, un total de 48 obras.

El importe total de los donativos ha ascendido a la cantidad de 7.095 €.

CURSOS DE VERANO ON-LINE . COVID-19

                                  TALITHA. ASOCIACIÓN DE AYUDA AL DUELO EN ALBACETE
                                                                                                            24/7 Tf: 674859568

 

                                                            TALITHA. Cursos de verano on-line. COVID-19.

                                                               –  El duelo adulto en tiempos de pandemia.

                                                               – Educación  emocional  de  los  hijos. 

                                                                 Pérdidas durante el confinamiento.

Talitha ha programado dos acciones, dos cursos de verano gratuitos on-line, para estar lo mas cerca posible de las personas que han sufrido más duramente esta pandemia. Se trata de crear el espacio donde poder compartir las circunstancias tan especiales vividas, y darles el lugar necesario para poder vivir su duelo.

En un primer curso nos centraremos en cada uno de nosotros como adultos y la vivencia de la pérdida en estos tiempos de pandemia y aislamiento.

Por otro lado, se abrirá un segundo espacio para que las familias puedan normalizar las situaciones vividas por los niños y adolescentes en estos días, y atender así su salud emocional, prestándoles la atención que merecen.

En ambos casos serán gratuitas y se realizarán íntegramente por videoconferencia,   la
metodología será similar: una primera sesión abierta de presentación en cada caso donde se podrá conocer la actividad y, a continuación, cuatro sesiones de trabajo grupal, previa inscripción, dirigidas por la psicóloga especialista coordinadora del curso.

Los interesados deberán dirigirse a Talitha para solicitar el acceso a las sesiones de presentación:

Correo electrónico: asociaciontalitha@gmail.com
Teléfono: 674859568

Web: https://dueloalbacete.wordpress.com/

 

 

                                  TALITHA. ASOCIACIÓN DE AYUDA AL DUELO EN ALBACETE
                                                                                                              24/7 Tf: 67485956

1 EL DUELO ADULTO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

En algún momento de nuestras vidas todos hemos sufrido, sufriremos o estamos sufriendo la pérdida de algún ser querido. Sin embargo, la situación actual que estamos atravesando añade dificultades importantes a las pérdidas que estamos experimentando: al dolor que producen estas pérdidas, se suma el drama de no haberle podido acompañar en el proceso de su enfermedad y, en muchos casos,posterior fallecimiento. Además, debido a las medidas de prevención de contagio
como el aislamiento y el confinamiento, no estamos pudiendo realizar los rituales propios de la despedida marcados por nuestra cultura y no podemos recibir los cientos
de abrazos que necesitamos en momentos así. Por otro lado, el desconocimiento, el miedo, la rabia, la impotencia y la frustración presentes en esta situación, hacen tremendamente complicado transitar por las diferentes etapas de un duelo que nos permita la aceptación de la pérdida y facilite recordar con paz al ser querido.

Estos tiempos extraños conllevan que el duelo, que en sí mismo ya es un proceso doloroso, pueda dificultarse aún más. Por este motivo, hemos decido crear este taller con el que se pretende dar un espacio al dolor y donde se puedan compartir las experiencias vividas para, con la ayuda de personas que conocen nuestra realidad por haberla sufrido de una u otra manera, se pueda facilitar lo que no estamos pudiendo hacer ahora con normalidad: asimilar la realidad y despedirnos de nuestros seres queridos mientras continuamos con unas medidas que dificultan el acercamiento social, tan necesario en este proceso.
Dicho taller se realizará por vídeoconferencia y constará de una sesión de presentación y 4 sesiones de trabajo.
Las fechas de realización son las siguientes:
22 de junio. Presentación. De 19:00 a 20:30.
29 de junio. Sesión 1. De 19:00 a 21:00.
06 de julio. Sesión 2. De 19:00 a 21:00.
13 de julio. Sesión 3. De 19:00 a 21:00.
20 de julio. Sesión 4. De 19:00 a 21:00.
Dirige el taller:
Gema López Rosa, Licenciada en Psicología, N.º Col. CM01356
Formación y experiencia como Psicóloga en Intervención en Crisis, Emergencias y Catástrofes. (2008-2012: Miembro del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes de Castilla La Mancha (GIPEC) en colaboración con Protección Civil (112). Formación y amplia experiencia en el Tratamiento del Duelo. Colabora con la Asociación Talitha desde 2015.

                                  TALITHA. ASOCIACIÓN DE AYUDA AL DUELO EN ALBACETE
                                                                                                            24/7 Tf: 674859568

2   EDUCACIÓN   EMOCIONAL   DE   LOS   HIJOS.   PÉRDIDAS   DURANTE   EL CONFINAMIENTO.

La Asociación Talitha lleva desarrollando desde el año 2015 el programa “Arya, siempre contigo” en numerosos colegios de la provincia de Albacete. Este programa destinado a que los niños normalicen las emociones que se producen tras una pérdida, está acompañado de charlas para profesorado y familias.
Debido a las circunstancias acaecidas en los últimos meses, el programa “Arya, siempre contigo” se ha visto interrumpido. Sin embargo, nos gustaría seguir llegando a todas esas familias y profesorado que en este tiempo han tenido cerca un niño que ha perdido a un familiar, que ha echado de menos a sus amigos, su colegio, o niños que se han visto superados emocionalmente por la situación vivida… en definitiva, que han tenido que gestionar pérdidas durante este periodo ya sean personales, relacionales o materiales. Los niños, cómo los adultos, necesitan gestionar los duelos y, también, necesitan cerca de ellos adultos sensibles y empáticos que sean capaces de comprenderles y apoyarles en el proceso.

Desde el inicio del programa, fue muy importante para la asociación que llegara a los más pequeños de la casa la idea de que trabajar las pérdidas de forma sana desde la infancia, era necesario. Además, esto tendría como resultado adultos que supieran también gestionar sus duelos de forma sana. En estos tiempos, está premisa se hace, si cabe, todavía más necesaria.
Las últimas investigaciones son muy claras al respecto, para que un niño sepa gestionar emociones necesita que los adultos de su alrededor sepan hacerlo, le comprendan y guíen. Por ello, queremos poner a disposición de todas aquellas familias que necesitan o han necesitado información sobre cómo gestionar las emociones de sus hijos un taller de 4 sesiones más una sesión inicial de presentación.
Este taller estará centrado en la educación emocional de los niños, trataremos temas como la gestión emocional, la autoestima, el apego… y, por supuesto, las pérdidas.

Objetivo general
 Ayudar a las familias a gestionar las emociones y vivencias de sus hijos
durante la pandemia
Objetivos específicos.
 Dar a conocer el funcionamiento del cerebro del niño
 Promover estrategias educativas respetuosas
 Fomentar el conocimiento de las emociones humanas
 Dar recursos para gestionar las pérdidas que los niños han vivido durante el
confinamiento debido a la pandemia por covid-19.

                                  TALITHA. ASOCIACIÓN DE AYUDA AL DUELO EN ALBACETE
                                                                                                            24/7 Tf: 674859568

Las fechas de realización son las siguientes:
25 de junio. Presentación. De 19:00 a 20:30
2 de julio. Sesión 1. De 19:00 a 21:00
9 de julio. Sesión 2. De 19:00 a 21:00
16 de julio. Sesión 3. De 19:00 a 21:00
23 de julio. Sesión 4. De 19:00 a 21:00

Dirige el taller:
Verónica Soler Rodríguez. Licenciada en Psicología, N.º Col. CM01714.
Psicóloga Sanitaria, Máster en Psicología Clínica. Experta en Inteligencia Emocional. Experta en Intervenciones Asistidas por Perros. Experiencia profesional como psicóloga en Centro de la Mujer, formadora en Certificado de Profesionalidad y responsable del Centro de Psicología Kibel.
Colabora con la Asociación Talitha desde 2015.

TALITHA. ASOCIACIÓN DE AYUDA AL DUELO EN ALBACETE
  24/7 Tf: 674859568

(Nota: en la redacción del texto, de acuerdo con los principios apolíticos y aconfesionales de Talitha, se ha evitado el lenguaje inclusivo expreso. Hablamos para todas las personas, todas las mujeres y todos los hombres, todas las niñas y todos los niños).

 

 

LUTO POR TODOS LOS FALLECIDOS POR EL COVID-19

 

Talitha comparte el apoyo y la solidaridad que supone la declaración de luto nacional, es un homenaje a todas las víctimas por el covid-19, al cual añade su comprensión, cariño y disposición.